+54 11 4718-1140 info@cuartocreciente.edu.ar
tejidos_banner

JARDÍN

En el jardín de niños. Nivel Inicial

Busca ser la continuidad del hogar de los niños. Al ingresar, padres y niños, se encuentran en un ámbito familiar, cálido y acogedor. Niños de 3, 4 y 5 años conviven en una misma sala. Con esta modalidad queremos reflejar el vínculo que se manifiesta entre hermanos en una familia. En nuestras salas, jugando y trabajando se aprende en un entorno natural, armonioso y creativo; propiciando el despliegue de las facultades innatas y respetando la individualidad de cada niño.

El primer encuentro del niño con su maestro es el saludo al comenzar la jornada. El maestro saluda al niño tomándolo de la mano y encontrándose con la mirada del niño. Luego ingresan a la sala donde tendrá la posibilidad de vivenciar el ritmo del día con rondas rítmicas cantadas y narradas, jugando libremente, cantando, amasando, pintando, modelando, dibujando. De esta manera el niño descubre el universo a través de los sentidos, cuidando el desarrollo del organismo físico. A las actividades los niños se acercan por imitación. La imitación es muy importante en este período, todos hemos observado alguna vez cómo los niños pequeños imitan los gestos de los adultos que están a su lado y al finalizar el día se llevará como regalo un cuento narrado por sus maestras.

También los niños vivencian la euritmia, disciplina que les permite desenvolverse en el espacio a través de la palabra y la música.

En nuestro jardín celebramos cada estación del año con una fiesta especial para la que nos vamos preparando semana a semana y son muy esperadas por los niños y las familias.

En esta etapa, de jardín de infantes, es muy importante que el niño tenga la posibilidad de jugar y a través del juego desarrollar su fantasía creadora e imaginación.

Rudolf Steiner dice: “Las facultades que determinan nuestra inteligencia, nuestra experiencia vital y nuestra conducta social en el futuro, son resultados de que en la infancia nos hayan conducido a saber jugar correctamente”.

Por eso, para nosotros, es tan importante el contemplar y cuidar el desarrollo de los primeros años del niño porque se reflejan en el posterior desarrollo interior del hombre.