+54 11 4718-1140 info@cuartocreciente.edu.ar

WALDORF 100

La idea del intercambio de tarjetas es tan simple como bella: si cada escuela Waldorf en el mundo enviara una tarjeta postal a otra escuela Waldorf, arribarían a cada una 1.100. En cada tablón de notas de las escuelas se armaría así un “mapa mundial”, para dar honor a cada una de ellas y hacerlas accesibles a la “Red Mundial Waldorf”. El “Saludo Waldorf” se esparcería de a millones por el mundo entero.

Para que ésto funcione, enviamos a cada escuela Waldorf un paquete con 1.200 tarjetas con las direcciones ya impresas. El reverso queda libre, para que los alumnas y alumnos las completen y pongan, claro, sus nombres y el país de origen de sus escuelas. Así podrá participar toda la comunidad escolar, ya que para que esto funcione, tienen que escribir todos más de una tarjeta.

El “intercambio de tarjetas”

Cada escuela Waldorf en el mundo le envía a otra escuela Waldorf una tarjeta postal, y recibe a su vez casi 1.200 tarjetas postales. Cada una de éstas fué confeccionada individualmente por otra persona jóven, para que élla o él nos cuente acerca de su país, de su escuela y de sí mismo. Del conjunto de todas éstas, venidas de los países mas lejanos del mundo, se arma en cada escuela un “tarjetón postal” mundial, el cual hará visible poco a poco qué cantidad de escuelas Waldorf – y especialmente en dónde – hay en el mundo. Para aliviarles el trabajo, recibirá cada escuela de parte nuestra una cantidad similar de tarjetas en blanco como escuelas Waldorf existentes en el mundo. Las direcciones de todas las escuelas están ya impresas (actualizado a abril de 2017), ¡así se ahorran el tiempo para buscarlas! (tenemos algunas tarjetas de reserva para caso de errores o por si falta alguna que otra dirección). ¿Cómo funciona esto en la práctica? Para que participe la mayor cantidad de alumnas y alumnos en la confección de las las tarjetas postales, proponemos repartir las mismas entre todas las clases, ¡y si es el mismo día, mejor! Les aconsejamos que sea una clase la que asuma la tarea especial de repartir, juntar y franquear las tarjetas, especialmente en las escuelas grandes. Entonces así se las podrá juntar y enviar todas juntas de un plumazo. Queridas alumnas y queridos alumnos: sobre uno de los lados de la tarjeta se encuentra a la derecha la dirección de la escuela a la cual se la envia. A la izquierda hay lugar para que pongan su dirección privada, en caso que deseen escribir algo. En el lado principal ustedes pueden dar cuerpo y lugar a sus ideas. ¡Cuanto más variadas e individuales, mejor! Ustedes pueden dibujar, pintar o escribir, lo que quieran y lo que les guste, con gusto también algo de sus países, escuela, cultura, lo que les parezca importante. ¡Por favor, no se olviden de poner el nombre y el país de su escuela en el lado principal,  pues en algún sitio del mundo será esa tarjeta la tarjeta de presentación de vuestra escuela!

El mapamundi ¡Este mapamundi será una atracción! Por eso es lo mejor destinarle una pared grande en un lugar bien visible. La pregunta principal es: ¿cómo se pueden ordenar las tarjetas, de forma que al final se pueda armar con ellas un mapamundi? Nuestra propuesta es, fijar a la pared una base sobre la cual se puedan adosar y luego quitar de la misma las tarjetas. Ésta puede ser de corcho o de algún material sobre el cual se las puedan pinchar con alfileres, también una lámina para esquineros autoadhesivos o una hoja (grande) de papel. Si la pared es lisa, se pueden adherir claro las tarjetas directamente sobre ella.

 

waldorf 100 waldorf 100